Historia y Futuro

Historia breve del Cáñamo

El Cáñamo ha sido a lo largo de la historia un fiel compañero del caminar humano. Una planta que alimenta, viste y cura. Esta planta es un prodigio natural sin el cual la evolución humana hubiese sido muy diferente.

Hasta el desarrollo de la industria petroquímica, el Cáñamo fue un material base de muchas industrias como la textil, la naviera, la construcción o la papelera.

Paralelamente y en distintas geografías con diferente intensidad, ciertas variedades del Cáñamo se asumieron y usaron por sus propiedades nutricionales y farmacéuticas.

En Europa, desde la prohibición papal de Innocencio VIII “El Martillo de las Brujas” que clasificó al Cánnabis como “un sacramento impío»  y cuyo uso tendría como pena la excomunión, el uso médico se desdeñó. No así en el resto de regiones del mundo donde esta planta tiene un legado cultural y farmacéutico milenario.

En muchas regiones también en Estados Unidos esta planta conitnuó siendo un material inudustrial esencial e incluso durante más de 60 años, antes de la prohibición, fue la planta más dispensada en las farmacias de todo el país.

Así, a pesar de que el Cáñamo era de uso común en los Estados Unidos, en 1937 la potencia hegemónica mundial decidió renunciar a esta planta con objeto de favorecer el desarrollo de ciertas industrias nacientes sobre las que podría establecer un control: petroquímica, farmacéutica, textil o papelera.

Esta ha sido la configuración y regulación a lo largo del siglo XX. Una anomalía histórica que está llegando a su fin. En 2018 Estados Unidos levanta la prohibición de plantar Cáñamo a nivel nacional y la OMS declara que está planta no es peligrosa y que tiene un potencial médico formidable.

A partir de este momento los esquemas y configuraciones por la que se rigió el siglo XX, dejan de tener vigencia. Ante esta nueva situación, es fundamental potenciar el desarrollo de esta industria por el enorme potencial de esta planta.

 

\

Alimenta

Las semillas del Cáñamo son un super-alimento por derecho propio. La proteina vegetal más completa y excelente perfil lipídico.

\

Viste

Las fibras del Cáñamo son materiales orgánicos excelentes para vestirnos y alimentar las industrias.

\

Sana

Los cannabinoides del Cáñamo permiten terapias que suponen una verdadera revolución farmacopeica.

El Cáñamo será un aliado esencial para el siglo 21.

El Cáñamo es sin duda alguna un material de enorme valor para abordar los enromes retos a los que nos enfrentamos como civilización. 

Un material orgánico milenario por redescrubrir con una enorme capacidad regenerativa y sanadora.   

El Futuro

El redescubrimiento y liberación del Cáñamo debería contribuir al desarrollo de un planeta más sostenible y sano.

Industria

Industrialmente el tallo es la parte de la planta con mayor potencial y valor. El tallo se compone de dos tipos de estructuras: un núcleo central maderoso y una corteza herbácea de largas fibras longitudinales.

A lo largo de la historia estos dos materiales por separados o conjuntamente han nutrido industrias esenciales como la papelera, la cordelería, la náutica y el textil.

La prohibición del cáñamo conllevó un dañino abandono de la investigación y desarrollo industrial en torno a esta planta. Simultaneamente (o coordinadamente), la aparición de fibras sintéticas de origén petroquímico ofreció una alternativa barata para la demembración de milenaria industria del cáñamo.

Dado su naturaleza orgánica, el Cáñamo tiene un enorme potencial para reverdecer industrias tradicionales, modernas y crear nuevas industrias.

El Cáñamo es una realidad industrial en muchos países

El retraso acumulado hace más urgente la acción

Textil

Las fibras del Cáñamo son las fibras orgánicas más durables y lo cual las hacen muy apropiadas como recurso textil en todos sus posibles ámbitos: cordelería, tapicería, menaje y alta costura.

Bio Construcción

La cáñamiza del tallo del Cáñamo confiere unas propiedades mecánias y biológicas excelentes los PASAS de construcción. Las fibras largas producen aislantes orgánicos de gran calidad

Papel

Con una concentración de celulosa mucho mayor que la mayoría de los árboles, el Cáñamo permite producir de entre 4 y 10 veces más papel por hectárea plantada para cualquier horizonte temporal.

Automoción

La industria del automóvil ha asumido ya el potencial del Cáñamo para la fabricación de biopolímeros y biocomposites que sustituyan o complementen el uso de plásticos sintéticos. 

Alimentación

La tradición médica occidental apuntó desde sus orígenes a la existenciade una frontera muy difusa entre la medicina y la alimentación.

Pocas cosas reflejan esta idea como lo hace la planta del Cáñamo; una planta rica, nutritiva y regeneradora:

La semilla del Cáñamo debe considerarse en sí mismo como un superalimento. Es uno de los productos vegetales un contenido proteico más alto. Además. las proteínas de la semilla del Cáñamo contienen todos los aminoácidos esenciales para el cuerpo humano lo que la convierte en una fuente proteica completa.  

Por otra parte, la semilla de Cáñamo contiene un aceite muy rico en Omegas (Omegas-3 y Omega-6); aceites que se han demostrado esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Además, las flores del Cáñamo contienen una gran cantidad de aceites (cannabinoides, terpenos, flavonoides) con una variedad de propiedades curativas y organolépticas. Así, las flores de la planta del Cáñamo es un tesoro por descubrir para la industria de la alimentación.

Es de particular interés e importancia es el caso del CBD; uno de los cannabinoides de la planta del Cáñamo que tiene propiedades funcionales muy interesantes y que no es psicoactivo. Esto lo convierte en un ingrediente o suplemento alimenticio novedoso con alto potencial para renovar y mejorar la industria de la alimentación y las bebidas.

En algunos países el uso del CBD como ingrediente y suplemento es ya una realidad. En al Unión Europea este debate no se ha cerrado y en el año 2020 la Comisión Eurpea no está poniendo todo tipo de reservas para considerar el CBD como ingrediente alimentario.

La Asociación Europea del Cáñamo está trabajando y empujando para que se incluya al CBD como un nuevo ingrediente bajo el marco de las “novel food”.

Esta es una de las batallas fundamentales para la industria y desde la AGC contribuiremos y trabajaremos con la Asociación Europea del Cáñamo para aportar la evidencia científica y ejercer la presión necesaria que permita a los ciudadanos de Europa hacer uso de todo el potencial del Cáñamo y sus ingredientes.

Que el alimento sea tu medicina

Hipócrates

Farmacia

Los principios por los que el Cáñamo interactúa fisilógicamente con el ser humano se comenzaron a entender y describir según el marco científico moderno a partir de la década de 1970. El descubrimiento del sistema endocanabinoide humano supone un cambio significativo a nuestro paradigma médico y farmacopeico.

El sistema endocanabinoide podría asemejarse a un mecanismo descentralizado de comunicación intercelular. El mecanismo más básico para la comunicación entre células, organos  y sistemas.  Podría entenderse como un sistema que modula al resto de sistemas biológicos y gobierna la homeostasis del cuerpo. Los cannabinoides actuan a niveles muy sutiles del funcionamiento del cuerpo humano.

El hecho de que algunos fito-cannabinoides interactúen con nuestras funciones cognitivas superiores, abre un mundo en sí mismo desde una perspectiva médica. La psicología y psiquiatría del siglo XXI ya se está enriqueciendo con el conocimiento profundo de esta planta y explorando el desarrollo de nuevas terapias.

Los cannabiodes (aceites) de origen vegetal actúan a la vez como nutrientes celulares (neuroprotección, regeneración celular) y como interruptores, catalizadores y moduladores de ciertos procesos biológicos. Esta doble vía de acción los hace particularmente valiosos desde un punto de vista médico.

Las propiedades médicas del Cáñamo han sido entendidas y utilizadas durante milenios en muchas regiones y culturas del mundo aunque sin necesariamente conocer los mecanismos de funcionamiento.

En el siglo 21 la salud de la humanidad y las ciencias médicas no pueden renunciar a este tesoro vegetal

Campo y Planeta

Las virtudes y potencialidades del Cáñamo tienen un enorme valor en sí mismas, pero además, el cultivo del Cáñamo tiene una enorme capacidad regeneradora del Campo y del Planeta.

El Cáñamo se desarrolla con muy altos niveles de eficiencia biológica y medioambiental produciendo una enorme cantidad de materia de alto valor por hectárea plantada y con mínimas necesidades de insumos.

Pero además de ser un cultivo con un excelente rendimiento agrícola, el Cáñamo tiene un efecto positivo y regenerador en las tierras donde se planta. El Cáñamo limpia el suelo de metales pesados, disolventes, excesos de pesticidas o fertilizantes.

A escala planetaria, ante el reto de la descarbonización y la reducción del uso de plásticos, el Cáñamo tiene un potencial enorme por su capacidad de absorber C02 y por suponer una alternativa a los productos plásticos y petroquímicos. 

El uso del Cáñamo como alternativa a productos los derivados del petróleo no sólo reduce la producción de CO2 asociada a estos productos sino que además la plantación del Cáñamo en sí misma reduce CO2 atmosférico durante su desarrollo vital a través de las hojas.

El Cáñamo más que una alternativa orgánica sostenible, es una opción regeneradora.

Para que la planta funcione, tiene que estar plantada

 

Alternativas sintéticas a los cannabinoides que podemos obtener de manera natural, desincetivarían el cultivo de esta planta eliminando los beneficios medioambientales y sociales que puede generar

I+D+i

El potencial del Cáñamo se desplegará plenamente según vayamos profundizando en su conocimiento. Los años de prohibición mermaron los esfuerzos en investigación científico-técnica e industrial, limitando el conocimiento profundo de la planta, y el avance en los métodos y técnicas de trabajo.

Las ciencias médicas, biológicas y de los materiales tienen un inmenso campo de trabajo para profundizar en todas las bondades de esta planta, y su capacidad regenerarativa. 

La gran tarea es aplicar las ciencias modernas al material orgánico por excelencia durante toda la historia pre-petroquímica y a unos componentes usados durante milenios en las farmacopeas de la humanidad.

El desarrollo de biocomposites, nanomateriales o biorefinos del Cáñamo; la construcción de nuevas máquinas agrícolas e industriales, y el avance en los mecanismos de acción biofuncional de los aceites del Cáñamo son áreas de inmenso potencial social y económico.

Galicia cuenta con la infraestructura científico-técnica y académica necesaria para incorporar el estudio del Cáñamo en todas sus perspectivas y tener una voz solvente sobre el asunto. Contamos con el compromiso y complicidad de las instituciones para que asi sea.